Reiju y prácticas de Reiki

Reiju

El Reiju es una práctica que reequilibra y abre los canales energéticos. La recepción de Reiju contribuye a la correcta fluidez de la energía y a la disolución de posibles bloqueos. Esta técnica solo puede ser aplicada por un profesional de Reiki que haya realizado el curso de Maestría de Reiki Tradicional Japonés.

Es aconsejable recibir Reiju tanto si se es profesional de Reiki o no. En el caso de las personas que tengan cualquier nivel de Reiki y sea cual sea su escuela, supone una sintonización, limpieza y apertura de sus canales energéticos así como un aumento vibracional. Todo esto influye positivamente en la calidad y cantidad de energía a la hora de realizar tratamientos.

Para las personas que no estén iniciadas en ningún nivel, recibir Reiju es una buena oportunidad para tomar contacto con la energía, sentirla y percibir el desbloqueo energético.

La frecuencia adecuada de esta práctica es al menos de una vez cada dos meses.

Prácticas de Reiki

Una vez realizado el Reiju los asistentes hacen un intercambio de Reiki. Los no reikistas también pueden participar ya que al haber recibido Reiju están capacitados para acercarse a la energía y experimentar y observar sus propias sensaciones. Además es el momento ideal para hacer preguntas sobre todos los interrogantes que les provoque el Reiki.

Para los iniciados,  las prácticas de Reiki suponen la oportunidad de aclarar dudas en todo lo relativo a tratamientos y empleo de la energía, compartir experiencias y recibir y dar Reiki en grupo.

Se finaliza con una rueda de energía.

Además de las ventajas descritas anteriormente, el Reiju y la práctica de Reiki tienen los siguientes beneficios

  • Restauración de los niveles energéticos y vibracionales
  • Fortalecimiento del sistema inmunológico
  • Eliminación de toxinas
  • Armonización
  • Alivio del estrés